Homenaje a D. José A. Marcos, antiguo Director Caja de Ahorros Badajoz

Inteligencia Límite | AEXPAINBA - Fundación M. Moriche

El pasado Martes, 08 de Mayo, desde Aexpainba y Fundación Magdalena Moriche asistimos al homenaje que Fundación Caja Badajoz rendía a Don José Antonio Marcos Blanco, antiguo Director General de la Caja de ahorros de Badajoz. Entre sus muchos méritos, nos parece oportuno destacar la gran labor que desempeñó respecto a la Obra Social de la Fundación Caja Badajoz, a través de la cual financió el edificio que ocupamos en la actualidad y el que nos ha permitido crecer y seguir desarrollándonos.

Como parte de este homenaje y reconocimiento, desde Fundación Caja Badajoz se ha editado una biografía de D. José A. Marcos en la que se recogen testimonios de algunas de las personas que han ido encontrándose con el buen hacer  del antiguo Director General en sus trayectorias profesionales. Tal es el caso de Magdalena Moriche, quien a modo de agradecimiento, ha redactado las líneas que se recogen más abajo y que forman parte del libro José Antonio Marcos Blanco, un gallego en Extremadura.

Desde AEXPAINBA, Fundación Magdalena Moriche y el Centro Especial de Empleo ILOS Multiservicio S. L. queremos hacer llegar nuestro más sincero agradecimiento y reconocimiento por su inestimable aportación a nuestra misión de promover y garantizar la mejora de la calidad de vida del colectivo de personas con Inteligencia Límite y Discapacidad Intelectual Ligera.


Hace más de 25 años que mi vida dio un giro muy importante y es durante ese cambio cuando empiezo a conocer nuevas personas de diferentes entornos por la decisión que tomé por aquellas fechas, buscar el asociacionismo y luchar por personas con Inteligencia Límite y Discapacidad Intelectual Ligera.

                   Visité muchos organismos tanto públicos como privados y entre esas instituciones aparece la Caja de Ahorros de Badajoz, entidad muy involucrada para que las asociaciones de personas con discapacidades físicas, psíquicas o de personas en situación de exclusión  social encontrarán una respuesta a sus necesidades.

         En esa época conocí a D. José Antonio Marcos Blanco, Director General de la Caja de Ahorros de Badajoz.

         En 1986 aparece D. José Antonio, gallego que durante los 24 años de su mandato en el que compartió las labores de gestión de cuatro Presidentes supo aportar sus conocimientos en la gestión de la Caja de Badajoz  consiguiendo un gran crecimiento de la misma, lo que permitió que su Obra Social creciera al mismo tiempo permitiendo dar respuesta a multitud de colectivos con discapacidad. Gracias a todas las inversiones realizadas en el sector social muchas entidades pudimos respirar tranquilas al ver cumplidos uno de los objetivos más importantes ya que permitía dar respuestas y cubrir las necesidades de los colectivos a los que atendían .

         En todas las situaciones que me encontraba con D. José Antonio lo veía, con todo mi respeto, una persona seria, quería entender que era su papel por encontrarse en la situación que estaba, es decir, en su gestión de Director.

A lo largo de los años y sobre todo, en los últimos antes de su jubilación, pude conocerlo un poco mejor y también a través de su hijo. He podido comprobar que es un hombre bueno, sensible y humilde ya que se consideraba el portavoz y cara visible, aunque siempre sabiendo que la importancia la tenía la Caja.

         El movimiento asociativo de Badajoz y de la región podemos quedar muy agradecidos por todo la buena gestión que llevo a cabo D. José A. Marcos en la Caja, como el ha comentado “No tenía duda de que la Caja tenia que ganar dinero y ser solvente, pero también debía  aumentar la obra social y durante años la Caja encabezaba los ranking de obra social nacional”, aportando en nuestra actividad y repercutiendo en nuestro día a día. Gracias a esas inversiones muchas personas, sea cual fuera su necesidad y que no estaban siendo atendidas, encontraron una respuesta a la atención  a sus necesidades para una mayor calidad de vida.

         Como parte de ese movimiento asociativo que viví en el periodo de D. José Antonio y que gracias a su gestión, aunque nos afectó la crisis, pudimos ver respuesta en un proyecto que se empezó a gestionar hacia tiempo donde hoy nuestras personas con Inteligencia limite y discapacidad intelectual ligera pueden disfrutar de que todas sus esferas vitales sean atendidas: educación, inserción laboral, ocio, vivienda, deporte, etc; para una mayor calidad de vida.

         Y como padres y familiares nos ha dado tranquilidad para que el futuro de los hijos, que es en lo que más se piensa en nuestras circunstancias, veamos un rayo de luz y saber que ellos estarán viviendo dignamente.

         Gracias D. José Antonio por creer en la inversión de la Obra Social y que junto con su equipo pudieran destinar parte de sus beneficios a la ejecución de grandes centros y otras actividades que ha repercutido y repercutirá a lo largo del tiempo en la Sociedad Extremeña.

Gracias, le deseamos todo lo mejor y siempre tendrá un hueco en nuestros corazones.

Mª Magdalena Moriche Garcia.

×