Desconectar para volver a conectar

Ahora que llegan las vacaciones de verano, desde el servicio de Habilitación Funcional de AEXPAINBA (psicología y terapia del lenguaje), nos desean un feliz descanso y nos invitan a aprovechar la vacaciones para desconectar.

Y además, nos dan algunos consejillos para conseguirlo. ¡Tomen papel y lápiz para no perderse ni uno!

  1. Reúnete con las personas que quieres. No importa el lugar, eso no importa. Lo realmente importante es que puedas estar con esas personas que quieres y que te quieren.
  2. Haz aquello que te guste. Después de llevar meses con nuestras rutinas y actividades del día a día, ha llegado el momento de dedicar más tiempo a actividades distintas que te gusten. Quizás has estado mucho tiempo pensando en hacer un viaje, ejercicio y apuntarte a un gimnasio, pintar, ir a la piscina, leer un libro, o cualquier actividad que te haga sentir bien. Sea lo que sea hazlo. Porque hacer actividades que te gustan, te ayudará a desconectar.
  3. Desconecta de la tecnología y no uses tanto las redes sociales. Estar permanentemente conectados al teléfono y  pendientes de las redes sociales no nos permite descansar ni distanciarnos de nuestro día a día. Dedícate unas horas sin teléfono y conéctate sólo lo necesario.
  4. Sin horarios: se acabaron las prisas, cambiar el ritmo es importante para desconectar. Durante todo el año madrugamos, tenemos prisas y vamos acelerados. Las vacaciones son un buen momento para bajar el ritmo y dejar fuera las prisas.
  5. Dormir: Las vacaciones nos permiten dormir mejor y descansar más, lo cual es muy importante para cuidar de nuestra salud ¡Aprovéchalo!
  6. Haz actividades culturales: Anímate a leer más, a ver películas, ir a algún museo, o ir al teatro. Si haces actividades culturales te sentirás mejor, ayuda a desconectar la mente, y aprenderás cosas nuevas.

¡Esperamos que pongáis en práctica estos consejos y os deseamos muy felices vacaciones!